Comments

  • nati

    La vida es como uno de esos columpios en que subes y bajas, subes y bajas, subes y bajas… Tarde o temprano uno de los dos jugadores acaba apeándose. Llámalo muerte, divorcio, o simplemente hastío. Es entonces cuando el otro comprende que sólo era divertido mientras eran dos. De modo, que allí se queda, solo, reprochándose mil cosas que dijo o que no llegó a decir al que acaba de ausentarse, tratando de mantener el difícil equilibrio hasta encontrar a otro jugador que reemplace al primero. A veces simplemente no lo encuentra: la vida está llena de serpientes en motocicleta cuyo veneno tuerce la realidad haciéndote caer de bruces al suelo. Sin fuerzas para reincorporarte ni volver a subirte al columpio, te pasas el resto de tus días aferrado a esos dulces recuerdos de un mundo en que todo se limitaba a subir y bajar al compás de tu pareja.
    Por eso quería decirte, antes de que te apees o de que me apee, que conseguiste que mi vida valiera la pena. Y aunque algún día pensemos que todo esto fue un error, lo repetiría mil veces. Porque antes de ti mi vida era una tele en blanco y negro, cada día un calco del anterior, mis historias una sopa insípida, mis sueños simplemente inalcanzables… Y entonces tuviste que llegar tú, con tu imán de juguete: un niño disfrazado de adulto que me atrajo hasta este parque con una canción. Me invitaste a subir al balancín y me coronaste princesa de tu planeta, donde subimos y bajamos desde hace más de once años.
    Es mi manera torpe y cursi de decirte que te quiero, que me gusta jugar contigo… y que espero que ese día muy lejano en que la muerte nos separe, no tenga que reprocharme el no haber intentado decirte algo bonito. Al menos una vez.

  • Alex

    Sin duda, es lo mas bonito que me han dicho nunca 😀

  • SergiodLF

    …Ehm…

    Disculpad esta intromisión en este momento tan íntimo y personal, pero ya que estoy aquí no quería desaprovechar la ocasión de comentar algo.

    Una persona recientemente conocida me indicó este lugar y después de echar una ojeada a estos dibujos tan oníricos, me he quedado prendado de éste en especial.

    ¿Tal vez querías expresar que las líneas del campo magnético describen espirales, y que éstas se asocian (entre otras cosas) tanto a la Serpiente (situada sobre este Omphalos horizontal), como al símbolo del Tiempo y la Eternidad, algo casi como definir al dios o diosa dibujado, atrayendo bajo su poder a Ese Ser Humano y hacia su destino final (unirse a Ello, oye)?…

    Aunque, también puede ser, que tomo Colacao en dosis excesivas para la salud mental y veo asociaciones que no existen ni de lejos. Que también lo es.

    De todas formas, me concederás que todo símbolo expresa más de lo que su autor (consciente o no) quería mostrar en un principio.

    Ya está; no interrumpo más. Que paséis los dos un buen día.

    SLF

Leave a Comment