Comments

  • Dabid

    El retrete de Upala es pequeño, tan pequeño que ha tenido que estrechar su culo.
    Y es un problema, porque ahora, cuando hace fuerzas se le salen los ojos.
    –¡Madre mía, qué problema! ¿Voy a tener que tomar diuréticos?
    –No te preocupes –le dice Pamplín–, ¿has probado a ponerte gafas?

    Es un placer volver a escribir en tu blog…

  • Pamp

    jejejej pobre Paula

    Gracias Dabid! Si ti esto no sería lo mismo 😉

Leave a Comment