2 respuestas a «nsct dstll»

  1. Cuando el tío Leo dejó el taxi, se dedicó a su gran afición: la taxidermia.
    Tenía la casa llena de bichos disecados, ciervos, pájaros, besugos, leones y hasta un concejal de Huelva.
    Pero el que a mi me gustaba era el Zorro-cienpiés, una extraña criatura que afirmaba haberla cazado en los bosques de la Conchinchina.
    Mi tío decía que fue toda una aventura cazarlo, pero que tenía un ejemplar mejor, lo guardaba tras los tiburones y abogados laboralistas. Era la Zorra-cienpol..
    ejem, cienpies.
    – ¡Ala! ¿también lo cazaste en los bosques de la Conchinchina?
    – …Estoo, no, fue en un burdel de Sri Lanka…
    – ¿Y eso que es?
    – …Bueeno, será mejor que se lo preguntes al tío don Pinpon.

    No volvimos a hablar del tema y me quedé con la incógnita, no estaba dispuesto a preguntarle nada a ese gordo pervertido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.